Misión
La Familia en la Historia

A través de nuestra historia, la familia ha sido el contexto en el que, como seres humanos, hemos nacido y nos hemos desarrollado. En ella encontramos, desde la temprana infancia, el ambiente propicio para nuestro desarrollo como personas, se crean lazos de amor, de confianza, de cariño; como hijos descubrimos un modelo a seguir, alguien dónde recurrir cuando nos sentimos desafiados por las nuevas experiencias que la vida nos presenta.

Mucho se ha investigado y concluido acerca de lo que es la familia, dónde y cómo nace, de qué manera se construye, cuál es su propósito y qué lugar ocupamos en ella.

La Familia es la única institución creada por Dios y su propósito es promover en su interior valores y principios, los cuales la sostengan.

Ella es la pieza clave del desarrollo de las naciones y la base de la estabilidad social de los pueblos.
Sin ella, la sociedad comienza a morir y también a desaparecer.

 

“Muchos creen que los desafíos del hombre se encuentran en el orden económico, social, político y cultural, sin embargo, sabemos que aquello es ínfimo ante el verdadero conflicto universal, que es el vacío espiritual, la soledad de los individuos y la decadencia generacional.

El ateísmo y materialismo de nuestra cultura están destruyendo lenta y efectivamente los valores y principios fundamentales en la sana convivencia y estabilidad de la sociedad, partiendo por corromper la base de ella: La Familia.

 

Hoy, más que antes, existe la clara intención de aplastar de una y mil formas esta institución sagrada que conserva la unidad y mantiene en alto el patrimonio de los pueblos.

Reflexión extraída del libro “Nuestro Mundo y la Familia en el Siglo XXI”
del Dr. H. C. Néstor J. Soto Godoy en su libro, Fundador de “La Familia, hay una esperanza”

Realidad Actual de la Familia
prayinghands.jpg

“En todo el mundo se comprueba una angustia terrible, una espantosa hambre de Amor.

Por tanto, lleve la Oración a su familia, a sus hijos pequeños.
Enséñeles a rezar. Porque un niño que ora, es un niño feliz.
Una familia que reza es una Familia unida”.
Reflexiones de Madre Teresa de Calcuta

 

“La Familia, nuestra familia, es el camino más importante en el que andamos.
Más importante que el trabajo, que el descanso, la vida social, los intereses culturales, la actividad política, las obras de caridad, y sobretodo, más importante que el desarrollo personal.
Ciertamente es más importante que ser modernos, contemporáneos o estar al día”.
Reflexión del Papa Juan Pablo II (Carta a la Familia, año de la Familia, 1994)

 

Jesús dijo:

“Esto les digo: Si dos de ustedes se ponen de acuerdo aquí en la tierra para pedir algo en oración, mi Padre que está en el cielo se lo dará. Porque donde dos o tres se reúnen en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos…”
Evangelio extraído de la Biblia, escrito por San Mateo Capitulo 18, versículos 19 al 20

 

“La Importancia del servicio es la clave del éxito de todo creyente al interior de hogares desunidos.

¿Por qué el Servicio?

Porque es la necesidad más urgente y grande que existe al interior de la casa puesto que la calidad de Amor se mide en la calidad de servicio.

Mientras más servimos a la esposa, esposo, a los padres y hermanos, más sentirán nuestra preocupación, interés, sacrificio sincero.

La mejor manera de ayudar a la familia es sirviéndola  primero…Esta actitud de servir a la familia, fortalece los lazos entre los miembros de ella, crece la confianza, aumenta la cooperación entre todos sus miembros, pues al comenzar uno, comienza y contagia a los demás.

Es un círculo ascendente, que construye la unidad, la edifica y retroalimenta. Indudablemente que para adquirir esta actitud de servir requiere de un cambio interior primero”.

Reflexión extraída del libro “Nuestro Mundo y la Familia en el Siglo XXI”

del Dr. H. C. Néstor J. Soto Godoy en su libro, Fundador de “La Familia, hay una esperanza”

manos.jpg

Nuestra Fundación La Familia hay una Esperanza lleva a cabo diferentes programas de orientación valórica, ética, espiritual y de ayuda práctica a las personas que participan en ella, con un enfoque especial en Familias y cada uno de sus miembros, programas que son desarrollados a través Seminarios, Encuentros, Retiros y Reuniones Especiales, dentro de los cuales participan el Directorio y la comisión organizadora de cada encuentro.

Están dentro de las metas bianuales la realización de encuentros matrimoniales, encuentros de padres y apoderados en colegios y seguimiento en la consejería a los matrimonios que lo soliciten una vez realizados los Seminarios. Este trabajo será realizado a través de la concreción de alianzas o acuerdos de cooperación con colegios, instituciones de gobierno, centros comunitarios u ONG que deseen aportar gratuitamente un apoyo centrado en principios valóricos y espirituales positivos a las familias, para ayudarlas a enfrentar los desafíos que se afrontan en el diario vivir.

Con el fin de llevar a cabo estos seminarios y charlas se cuenta con donaciones personales y de familias que adhieren cada año a esta visión en especial de los miembros del Directorio y de la comisión organizadora.